En el actual territorio de Huanchaco antiguamente habitaron las culturas Moche y Chimú. La historia de Huanchaco se remonta a la época de los Moche. Sus célebres caballitos de totora son considerados como precursores del surfismo.

Con el crecimiento y expansión de la cultura Mochica fue creciendo hacia el norte las Caletas de Santa Rosa, Eten y Pimentel; pasando por Chicama, Pakatnamu (Pacasmayo) y otros. Igualmente hacia el sur, las Caletas de Coishco, Tuquillo, Supe, Vegueta entre muchas otras que abastecían de pescado fresco a la población indígena costeña.

En la cultura Chimú 800 d.c. hasta 1400 d. C. Huanchaco tuvo más preponderancia porque la sede de Chan Chan se establece más cerca a escasos 4 km. y se puede apreciar en la iconografía de las olas, pelícanos, etc. porque era su puerto de entrada.

En el siglo XIX Huanchaco era una caleta de indios pescadores que abastecían a la nobleza de Trujillo.

En el siglo XX en 1960 Huanchaco y sus autoridades: alcalde, párroco y comisario agradecían a los visitantes oficiales con un gran almuerzo solo a base de pescado.

En el siglo XX Huanchaco es uno de los balnearios de la Ruta Moche, donde destaca sus platos típicos a base de pescado y mariscos.

Huanchaco se encuentra ubicado a orillas del océano Pacífico en el distrito del mismo nombre aproximadamente a 13 km al noroeste del Centro Histórico de Trujillo, se encuentra junto a la ensenada del mismo nombre. Hacia el oeste limita con el océano Pacífico, hacia la costa norte con los humedales de Huanchaco.

 

 

 

Caballito de totora

Incrustadas en la arena reposan enhiestas embarcaciones de totora. Bordeando la playa, a lo lejos una línea verde casi imperceptible. De allí se sigue extrayendo el material utilizado durante tres a cinco milenios para la elaboración de las rústicas naves. Son los totorales, los humedales, los balsares. En la antigua lengua de la zona se les llama "wachakes", palabra que puede traducirse como "ojo de agua" y que dicen da su nombre a este mágico lugar: Huanchaco, uno de los últimos reductos del caballito de totora

El elemento representativo de esta antigua tradición es el uso del caballito de totora, herencia fundamental de las culturas Mochica y Chimú que se ha mantenido a lo largo del tiempo y constituye un símbolo representativo de su identidad, con un insondable valor histórico.

Tup es el nombre nativo antiguo del caballito de totora. Los pescadores adultos surcaban olas al regresar de sus faenas de pesca, y con seguridad, sus hijos surcaban olas con sus tups para diverstirse en sus momentos libres. Por esto, se dice que los primeros surfers, surfeadores, tablistas o surcadores de olas del mundo, son los pescadores de Huanchaco y del norte del Perú. Incluso en la actualidad es posible ver en este balneario el espectáculo que crean los pescadores y los surfers locales al surcar olas en milenarios tups o caballitos de totora y en modernas tablas de fibra de vidrio.

 

 

 

Deportes

Los numerosos turistas que acuden a sus playas practican deportes acuáticos como el surf y el bodyboard. Anualmente se realizan campeonatos de este deporte, en los cuales participan surfistas de todo el país. Grandes escuelas en Huanchaco son reconocidas por haber fomentado este deporte en la población huanchaqueña y crear un futuro surfista para el Perú.

  • Mundial de longboard: El Mundial de Longboard Huanchaco es una competencia de surf se realiza desde el año 2010 en la Playa El Elio de Huanchaco y reúne a destacados surfistas de varios países del mundo.

  • Juegos Bolivarianos de Playa: Los Juegos Bolivarianos de Playa 2014 se disputaron en Huanchaco durante el mes de enero del año 2014 y se estima la participación de más de mil deportistas representando a once países en trece disciplinas.​

Suscribirse

Sé el primero en recibir novedades acerca de Barinsta, escribe tu E-mail para ser notificado.

mail